Coaching Despierta y Vive Consciente Salud

Saber respirar para vivir mejor y facilitar el detox mental

La respiración es el comienzo de nuestra vida, y su ausencia marca su fin. De ahí que sea la función vital por excelencia para la especie humana (todos los animales en general). Al hacerla desde el momento en que nacemos se convierte en un acto inconsciente y que se da de forma automática al igual que los latidos del corazón o la transmisión de sensaciones a través del sistema nervioso.

Si tenemos buena salud, respiramos de forma normal, sin siquiera pensar en ella. Solo pensamos en la respiración cuando meditamos en base a ella o cuando sentimos que “nos falta el aire para respirar”.

Al ser la respiración un acto cotidiano y natural, muchas veces olvidamos cómo hacerlo de la forma más efectiva. Por norma general, solo respiramos lo necesario para subsistir, sin darnos cuenta que en la respiración se oculta una gran fuerza vital, imprescindible para revitalizar nuestro cuerpo.

Debido a las condiciones actuales de vida (estrés, ansiedad, falta de ejercicio, posturas inadecuadas, etc.), al respirar solemos hacerlo de forma acelerada y superficial. No si quiera llegamos a llenar por completo los pulmones.

Controlar bien nuestro ritmo respiratorio es fortalecer la vitalidad del cuerpo y de la mente, para estimular el funcionamiento adecuado de todo el cuerpo. Aprender a respirar bien, es también aprender a vivir correctamente.

Las técnicas de respiración son eficaces para disminuir los niveles de estrés, ya que permiten una oxigenación más completa y un mejor funcionamiento de todos los sistemas, evitando los efectos negativos de una respiración insuficiente (estrés, fatiga, cansancio, tensión muscular, etc.). El control de la respiración es fácil y requiere pocos esfuerzos, mientras que sus beneficios son rápidos y fáciles de percibir. Por esto puede practicarse en cualquier momento del día y situación.

En la medida que te hagas consciente  de tus hábitos respiratorios, reconocerás tus errores y utilizarás la respiración como un método para equilibrar tu cuerpo, la mente y las emociones.

La respiración de una persona tensa y nerviosa es superficial y rápida, mientras la de una persona serena y relajada es lenta y profunda; esto le ayuda a estar menos excitable.

La respiración es, entre todas las funciones humanas, la única actividad involuntaria sobre la que podemos tener un control consciente.

Los factores que influyen en la respiración son tres: el hábito, la técnica y la postura.

Beneficios al respirar de forma correcta y profunda

Fisiológicos

Gracias a los movimientos de los ejercicios de respiración profunda se estimula la circulación sanguínea a todos estos órganos del cuerpo. Aliviando sus cargas de trabajo y proporcionando bienestar general. Los pulmones aumentan su capacidad respiratoria.

Digestivos

Al recibir más oxígeno, mejora el funcionamiento del aparato digestivo.

Sistema Nervioso

Mejora su estado general incluyendo el cerebro, la columna, los centros nerviosos y los nervios.

Relajación y concentración

La respiración lenta, profunda y rítmica reduce los latidos del corazón y genera relajación muscular, lo cual estimula la tranquilidad mental y la serenidad.

Técnica de Respiración cuadrada

1) Ponte en una postura cómoda, (sentada o de pie), con los ojos abiertos.

2) Inspira por la nariz y cuentas mentalmente 4 segundos, y observa como tu vientre crece.

3) Retén el aire en la boca de tu estomago otros 4 segundos.

4) Exhala por la boca contando mentalmente otros 4 segundos.

5) No respires durante 4 segundos. Para luego volver a respirar. Ahí acabas de terminar un ciclo. (4+4+4+4)

6) Repite este ejercicio varias veces. Haciendo una pausa entre cada ciclo.

Recomiendo hacer este ejercicio en unas 4 repeticiones. Lo que te tomará 64 segundos si haces las repeticiones seguidas o unos 90 segundos si esperas 10 segundos entre cada ciclo. En la práctica sería: Inspira 4 + Retén 4 + Exhala 4 + Sin Inspirar 4. Descansas 10 segundos (respirando normal) y haces otro ciclo.

Ciclo 1:

4 + 4 + 4 + 4 + Descanso 10 a 15 segundos

Ciclo 2:

4 + 4 + 4 + 4 + Descanso 10 a 15  segundos

Ciclo 3:

4 + 4 + 4 + 4 + Descanso 10 a 15  segundos

Ciclo 4:

4 + 4 + 4 + 4 + Descanso 10 a 15  segundos

Este ejercicio es beneficioso para el sistema nervioso y para la concentración.

Alejandrina Uribe-Betancourt es periodista y editora de noticias transformada en escritora, conferencista Health & Wellnes Coach certificada. Alejandrina es fundadora y editora de este portal informativo dedicado a temas de Salud. Bienestar & Belleza junto a su labor como coach oncológico, de Salud y Bienestar (Personal & Corporativo). Alejandrina también es cosmiatra certificada y es la autora de la serie de libros “Despierta, Vive Consciente” donde comparte los 7 Principios que le ayudaron a sanar su cuerpo y alma y los cuales están disponibles en esta web. Síguela en Instagram y en Twitter @alejandrinaub
×

Powered by WhatsApp Chat

× Comunícate con Alejandrina