publicidad-top

Cuando divas como Bette Davis o Joan Crawford encendían sus cigarrillos en las escenas del cine clásico no era producto del azar o como el mismo Hollywood quizo hacer ver: “un reflejo artístico y cultural de la época”. Sino un plan deliberadamente diseñado para que en cada bocanada de humo se impulsara el consumo de cigarrillos.  Si las divas del momento lo hacían y se veían tan divinas… pues una mujer que no tenía ni sus trajes o joyas, podía regalarse un toque de glamour fumando, para  emular a su estrella favorita. Además en la alta sociedad fumar, también comenzó a verse como algo elitesco, y como en esa época no era difundido el daño del cigarrillo a la salud entonces el ardid hollywoodiense  encajaba a la perfección.

Rita Hayworth como Gilda se convirtió en el arquetipo de la mujer fatal en la Edad Dorada de Hollywood.

Hoy gracias al estudio publicado en el 2008 en el ‘British Medical Journal’ sabemos que Hollywood recibió millonarias sumas de dinero por parte de las empresas tabaqueras para que las estrellas fumaran en las escenas del cine y anunciaran sus marcas. El estudio publicado por un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Estados Unidos estableció esta estrecha “colaboración” entre el tabaquismo y Hollywood fue posible tras revelar los documentos internos recopilados por la institución académica y la Legacy Tobacco Documents Library.

El estudio analizó copias de los contratos entre las principales marcas tabacaleras y algunas estrellas del cine y con varios estudios de Hollywood.  Además hubo empresas que ofrecieron a los estudios patrocinar programas de radio, donde las estrellas anunciaran sus cigarrillos.  El estudio analizó películas, avisos de prensa (con actores incluidos) y cuñas los programas de radio  realizados entre 1927 y 1951.

Estrellas del celuloide como: Carole Lombard, Barbara Stanwyck, Myrna Loy, Clark Gable, Gary Cooper y Robert Taylor; recibieron US$10.000, el equivalente a US$150.000 de hoy por fumar en la gran pantalla o anunciar los cigarrillos en la radio.

Lucky Strike incluso se declaró como el “cigarrillo de la profesión de actor”, con “Jazz Singer” estrella Al Jolson vez declarando que “El buen viejo sabor de Lucky es tan dulce y suave como el mejor ‘Mamita’ canción jamás escrita”.

Frank James Cooper, más conocido como Gary Cooper ganó 3 Óscars; murió de cáncer de pulmón causado por su adicción al cigarrillo.

 Por su parte, el investigador principal de este estudio, el profesor Stanton Glantz, denuncia que estas grandes inversiones realizadas hace más de 50 años, siguen dando frutos, a pesar de la prohibición de la publicidad del tabaco ahora. Porque las imágenes de fumadores de la edad de oro del cine todavía está influyendo en los niños y los adultos más jóvenes a empezar a fumar en la actualidad, por lo que piden que se etiqueten estas películas para personas mayores.

FUENTE;  MotleyHealth

Compártelo.

Acerca del Autor

Periodista egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta, UNICA y Técnico Superior en Mercadeo, egresada del Colegio Universitario de Administración y Mercadeo, CUAM; Diploma en Gerencia de Redes Sociales del Instituto de Internet y la Universidad Central de Venezuela (UCV), año 2015. Make-up artist y Cosmiatra-Esteticista egresada del Centro Médico Estético Integral L´Marie. Es la editora en jefe de este portal web. Como escritora es autora de libros en el área de la estética, life coach y narrativa de ficción. Su lema entre otros es: "La belleza es tener un encuentro personal con Dios (Jesús) y dejar que su amor nutra nuestras vidas, luego es cuestión de piel” Alejandrina Uribe-Betancourt

Dejar una respuesta