publicidad-top

En Estados Unidos y Canadá, así como en Europa estamos en los meses estivales, sin duda el verano es la época más caliente del año y en todos los sentidos… Es la temporada de ir a la playa, a la montaña y de exponernos al sol; algo que es común en cualquier época del año en los países caribeños. Sin embargo, el gran dilema para muchas personas es cómo proteger la piel en estos meses. Por eso, hoy te pregunto: ¿Conoces las diferencias entre un protector solar y un bloqueador solar? Aunque no lo parezca sí hay diferencias y son las que te explico en esta entrada, no sin antes recordarte que no debemos esperar a que sea verano para usar protector o bloqueador solar.

Si tú has leído mi anterior artículo Conoce los fototipos de piel y aprende a cuidarte del sol. Ahora sabemos lo importante que es protegerse la piel usando un protector o bloqueador solar. Pero es aquí, donde surge la confusión entre usar protector (filtro) o  el bloqueador (pantalla) solar. Por un lado, son productos con nombres parecidos lo cual ya en efecto puede crear una confusión, sin embargo si bien es cierto que todos estos productos tienen la misma función básica (Protegernos de la radición solar compuesta por los rayos UV-B y UV-A); sin embargo hay diferencias sustanciales entre una pantalla y un filtro solar y es importante  conocerlas, para elegir el producto adecuado de acuerdo a nuestro fototipo de piel y a la actividad que vayamos a realizar al aire libre. Para comenzar es bueno decir que el protector solar y filtro solar son el mismo producto, es decir, sinónimos. Al igual que la pantalla solar es otro término para definir al bloqueador solar. Explicado esto Protector solar = Filtro solar y Pantalla solar = Bloqueador solar; paso ahora a contar las diferencias entre los protectores o filtros solares con los bloqueadores o pantallas solares.

Los protectores  o filtros solares:

Los proctectores o filtros solares son definidos por la American Melanoma Foundation (AMF), como productos elaborados en base a productos químicos, y  tienen como misión absorber la radiación UV  hasta en un 85%, para reducir así la cantidad de rayos que llegan a la piel.

En los protectores o filtros solares, sus ingredientes activos absorben en un 85% de la radiación UV en un rango de 290 a 320 nanómetros de longitud de onda. A su vez, los protectores solares absorben parcialmente los rayos UVB dejando pasar la radiación, por lo cual las personas con protector solar logran  broncearse ligeramente y proteger su piel hasta en un 85% de los rayos solares. Esto reduce en gran medida los efectos de la exposición solar, logrando minimizar los daños; no obstante sin evitarlos del todo, puesto que un pequeño porcentaje quedará siempre bajo exposición.

Una de las recomendaciones más pertinentes para el uso de este producto, es aplicarlo 30 minutos antes de exponerse al sol, pues no actúa del mismo modo que una pantalla solar.

Los filtros solares, como ya apunté suelen ser químicos hechos en base a sustancias como: benzofenonas, octil metoxi cinamato, incluso pueden tener dióxido de titanio, dióxido de zinc, talcos, óxidos de hierro, silicatos, etc.  Por otra parte, estos productos Lse caracterizan por ser transparentes y de constextura ligera, de ahí que sean ideales para aplicar debajo del maquillaje de cada día. Pero, si se va a la playa o la piscina los filtros solares desaparecen rápidmente al contacto con el agua, por eso en estos escenarios hay que reaplicarlos constantemente, para que su protección sea realmente efectiva.

Los bloqueadores o pantallas solares

La gran diferencia de estos productos respecto a los anteriores, es que las pantallas solares van a evitar en un 100% que la radiación UV llegue a la piel. Los protectores suelen ser transparentes e invisibles al aplicarlos, mientras que los bloqueadores son más espesos, permanecen visibles al aplicarlos y son más difíciles de enjuagar que los protectores.

La pantalla solar puede aplicarse justo antes de exponerse a los rayos del sol. Resulta más densa y sus propiedades son especialmente efectivas en personas con piel sensible. Aplicar una pantalla solar para bloquear los rayos del sol por entero, suele ser la mejor decisión si lo que quieres es evitar completamente los efectos causados por los rayos UVA y los rayos UVB.

Es posible que la palabra “pantalla solar” nos dé la idea de que se refiere a una cobertura aislante.  Y eso es cierto, pero para reconocerlo, lo ideal es que sepas en qué punto radican estas grandes diferencias.

La pantalla solar puede aplicarse justo antes de exponerse a los rayos del sol. Resulta más densa y sus propiedades son especialmente efectivas en personas con piel sensible. Aplicar una pantalla solar para bloquear los rayos del sol por entero, suele ser la mejor decisión si lo que quieres es evitar completamente los efectos causados por los rayos UVA y los rayos UVB.

Diferencias entre protector (filtro) y pantalla (bloqueador) solar

Veamos la diferencia entre ambos productos en detalle:

  • Características en la presentación y elaboración del producto

  • Filtro o protector solar: es un producto realizado gracias a la creación de fórmulas químicas. Los expertos aconsejan filtros que posean en su formulación: octinoxato, oxibenzona, octisalato, benzofenona o antranilato de metil como principios activos. Los protectores solares absorveran la radiación ultravioleta, reduciendo su penetración hasta en 85% en nuestra piel. Su formulación hace que sea un producto de consistencia ligera y de aspecto transparente, por lo cual es absorbido rápidamente por la piel y no la deja más blanca. Este producto va bien para pieles oscuras o como base de maquillaje al ser muy ligero y transparente. Los protectores solares se caen rápido cuando nos bañamos en el mar o en una piscina por eso hay que reaplicarlos a fin de garantizar la protección de la piel.
  • Pantalla o Bloqueador solar: En su proceso de elaboración se diferencia del filtro o protector solar, porque no es un producto químico. Sus ingredientes son de origen mineral como el dióxido de titanio, óxido de zinc u óxido de hierro, lo cuales tienen la propiedad de bloquear el sol. La pantalla solar ayuda a impedir que el sol afecte a nuestra piel de forma negativa, al bloquear sus efectos, y presenta una consistencia algo más espesa al tacto y usualmente de color blanco.  Este color se los da el hecho de que son hechos generalmente a base del mineral conocido como dióxido de zinc, de ahí que al aplicarlos en la piel la dejan muy blanca. Este producto al ser más espeso es más difícil de enjuagar, es el ideal para pieles muy blancas y cuando se va a ir a la playa o la piscina, porque no se cae con facilidad y dura más sobre la piel. Existen pantallas solares en presentación gel que son ideales para pieles grasas y/o mixta-grasas. NOTA: Es importante elegir pantallas o bloqueadores solares que sean NO NANOPARTÍCULAS, porque aún los científicos no han logrado comprobar si las nanoparticulas de óxido de zinc al ser absorbidas por la piel pueden tener efectos secuendarios en nuestro organismo. Por eso, aunque quedes blanca como un fantasma elige los bloqueadores cuya párticua de oxido de zinc es de tamaño normal, está no será abosrivda por los poros de la piel, quedará en tu epidermis y evitarás problemas aún por descubrir para nuestra salud.

  • Diferencia en el nivel de Protección

  • Los protectores o filtros solares como ya apunté sólo protegen la piel hasta en un 85% de la radiación solar, razón por la cual es posible tener un bronceado ligero con estos productos. Sin embargo hay un problema de protección, a mi modo de ver más grande, y es que este producto generalmente SÓLO NOS VA A PROTEGER CONTRA LOS RAYOS UVB, pues la gran mayoría no ofrece protección contra los rayos UVA, que son los más peligrosos porque llegan a las capas más profundas de la piel.
  • Por su parte, la pantalla solar, protege la piel en un 100% al causar un efecto rebote de los rayos del sol, porque ellos chocan con esta “pantalla” colocada sobre la piel la cual literalmente  bloquea las radiaciones ultravioleta tanto las UVB y UVA, en este sentido su nivel de protección es mucho más amplio que el de los protectores solares, por eso la pantalla o bloqueador solar es el producto ideal para usar en la playa, la piscina, durante los largos periódos de exposición al aire libre especialmente para personas de fototipos delicados y en niños. Con este producto, difícilmente te vas a broncear pero tu piel te lo va a agradecer porque estará más protegida.

  • Recomendaciones sobre la aplicación en la piel:

  • Los filtros solares se deben aplicar 30 minutos antes de exponerse al sol con el fin de que la piel logre absorver los químicos con que ha sido elaborado. Luego es necesario, volver a aplicar el protector, cuando se ha nadado o sudado. (Aunque el producto tenga la inscripción de “a prueba de agua”, porque su contextura más ligera hace que se pierda más rápidamente).
  • Por su parte, la pantalla solar se puede aplicar minutos antes de exponerse al sol. Es un producto que logra permanecer por más tiempo en la piel porque no es absorbido por los poros. Si la piel suda o entra en contacto con el agua (playas, piscinas, lluvia, etc); este producto no va a caer fácilmente, cosa que si pasa con el protector solar.
  • Recomendaciones para ambos productos
  • Tanto si usas protector solar o bloqueador solar en ninguno de los casos debes colocarlos en los párpados de tus ojos. La piel que cubre el globo ocular es la más delgada de nuestro cuerpo y es muy sensible. Entonces, utiliza sólo productos dermacosmpericos que han sido especialmente diseñados para la delicada piel de los párpados.
  • Protectores y bloqueadores solares son buenos para la piel, y hacerla menos suceptible a desarrollar, manchas (melasmas), cáncer de piel o el fotoenvejecimiento. Condiciones directamente relacionadas con la radiación solar. Por eso, hay que usarlos más aún cuando se tienen pieles sensibles y/o muy blancas. Ahora que conoces los beneficios de estos productos y las diferencias que hay entre ellos, está en tus manos usarlos de forma consciente.
  • Si eres mujer y si quieres retardar el envejecimiento prematuro debes usarlos a diario después del producto nutritivo que uses en el día y antes del maquillaje. No creas que porque tu maquillaje dice “con Factor de Protección Solar FPS” ya estás protegida. Lo ideal es que tú uses un protector o bloqueador solar a diario; mínimo FPS 30 si eres de los fototipos III y IV; o mínimo FPS 50 si estásn en los fototipos I y II. Puedes elegir en textura de gel, si eres de cutis graso o mixto graso y en crema para quienes tienen la piel seca o mixta seca. Quienes tienen pieles de matices oscuros pueden usar un filtro solar FPS 15 y con esto ya también se protegen.
  • ATENCIÓN: Si trabajas muchas horas frente a un computador DEBES USAR PROTECTOR O BLOQUEADOR SOLAR, está demostrado que la pantalla del PC también emite radiaciones que generan melasmas y envejecimiento en la piel. Además si vives en un país de clima tropical: SIEMPRE DEBES USAR PROTECTOR SOLAR incluso en días nublados, está regla también aplica en los meses de intenso verano en Norteamérica y Europa.

 

Compártelo.

Acerca del Autor

Periodista egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta, UNICA y Técnico Superior en Mercadeo, egresada del Colegio Universitario de Administración y Mercadeo, CUAM; Diploma en Gerencia de Redes Sociales del Instituto de Internet y la Universidad Central de Venezuela (UCV), año 2015. Make-up artist y Cosmiatra-Esteticista egresada del Centro Médico Estético Integral L´Marie. Es la editora en jefe de este portal web. Como escritora es autora de libros en el área de la estética, life coach y narrativa de ficción. Su lema entre otros es: "La belleza es tener un encuentro personal con Dios (Jesús) y dejar que su amor nutra nuestras vidas, luego es cuestión de piel” Alejandrina Uribe-Betancourt

Dejar una respuesta